Cultura 04/02/2022

Desmilitarización

Las mujeres kurdas escriben en defensa de su lengua, su cultura y su territorio

Lee un fragmento de la revista Tevn, escrita a mano por mujeres kurdas presas en la cárcel de mujeres de Elazığ

Por Capire

La introducción y el artículo traducidos a continuación son fragmentos de la revista Tevn, organizada por Leyla Güven, copresidenta del Congreso de la Sociedad Democrática [DemokratikToplum Kongresi – DTK], y otras ocho mujeres kurdas prisioneras en la Cárcel de Mujeres de Elazig. Son: Beritan Key, Remziye Yaşar, Nemciye Boz, Emine Erkan, Mihriban Şorli, Şilan Avareş, Dilan Aydın y Mizgin Özatiz. La revista fue redactada e ilustrada a mano por completo y con ella se rinde homenaje a la lengua, la cultura y el territorio de estas mujeres. Los temas de los artículos van desde la importancia de la lengua kurda para la cultura de este pueblo hasta la lucha de las madres kurdas por la paz.

_________________________________

El gran maestro inmortal, Cigerxwîn, dice: «oh kurdos, oh mis pobres, o hablan en kurdo o no dicen que son kurdos». Es una frase adecuada para nosotras. Cuando hablamos en kurdo, escribimos en kurdo, sentimos una fuerte emoción y nos llenamos de belleza. Cada una de nosotras viene de una ciudad diferente del Kurdistán. Así que nuestra habitación es muy colorida, como nuestro país. Soy un poco diferente de las demás amigas en este sentido, porque soy kurda de Anatolia Central. Pero esta es otra riqueza de nuestro país.

¿Por qué publicamos esta revista? Durante décadas se ha practicado una política de asimilación y un genocidio cultural de nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra geografía. No importa lo que hagamos, no podemos salvarnos de este proceso de genocidio. Que nadie diga que no le ha afectado la asimilación. Desgraciadamente, todos se han visto afectados por este proceso. No nos engañemos. Por estas razones decidimos publicar una revista en nuestra propia lengua.

Queridos amigos, hay que decir que cada temática sobre la que escribimos es tan vasta como un libro. No es fácil escribir absolutamente todo. Así que nuestros amigos han escrito brevemente. Queremos llamar la atención sobre la vida del pueblo kurdo y sus experiencias. Por supuesto, lo que viene sucediendo desde hace un siglo no terminará con una revista. No cabe duda de que hemos tenido algunos errores, pero sabemos que nuestro pueblo nos perdonará y nos abrazará. No hay un pueblo leal, honesto y heroico como el pueblo kurdo. Siempre lo sacrifican todo por su propia libertad y la de su país.

Nosotras, como presas políticas, decimos que nuestra gente tiene que estar a gusto porque siempre hay una luz después de la oscuridad. Sabemos que «la esperanza es más preciosa que la victoria». Tenemos esperanza y lucharemos por la libertad de nuestro pueblo, y seguramente venceremos.

_________________________________

Leyla Güven
Cárcel de Elazığ

_________________________________

¿Qué es la legítima defensa (autodefensa)?

Desde el principio de la historia de la humanidad, siempre ha existido la legítima defensa (autodefensa). No sólo los seres humanos, sino también los animales, la naturaleza y todos los seres vivos se defienden. Hay que analizar el Neolítico para poder entender la legítima defensa (autodefensa). En ese momento, la naturaleza, los seres humanos y los seres vivos estaban juntos. El ser humano no dañaba a la naturaleza, y viceversa. Porque la comunidad seguía los pasos de la mujer y había una relación simbiótica entre la mujer y la naturaleza. La mirada de la mujer sobre la naturaleza era vívida, y veía a la naturaleza como un ser vivo. Manteniendo su propia vida, utilizó la naturaleza y empezó a cultivar.

Cuando analizamos la legítima defensa, podemos decir que se encuentra en todas partes, y cada ser vivo se defiende de diferentes maneras. Podemos dar muchos ejemplos. La rosa, por ejemplo, una de las bellezas de la naturaleza, se defiende con sus espinas. No podría defender su belleza si no tuviera espinas. Otro ejemplo, un pequeño ciempiés deja su saliva por donde pasa. Debido al olor de su saliva, la gente no puede acercarse a él. Así es como se protege el ciempiés. Ambos ejemplos nos muestran que no hay nada en el mundo que no pueda defenderse.

Podemos observar que, en el siglo XXI, las mujeres y la naturaleza fueron dominadas en primer lugar por el sistema patriarcal. La primera consecuencia de esta dominación es la esterilización de los sentimientos de las mujeres. Así que la mayor opresión y represión de todos los tiempos se ejerce sobre las mujeres. El líder del pueblo kurdo expresó sus notables e importantes ideas sobre este tema. Remarca que todos los seres vivos deben defenderse. Siguiendo el ejemplo de su discurso y su filosofía, miles de mujeres kurdas practican hoy la legítima defensa (autodefensa). Es importante saber que la defensa personal no es sólo una acción física. La mujer debe defenderse físicamente contra la moral social del sistema patriarcal, y también defender la naturaleza y la sociedad contra esta moral. Indudablemente, no es fácil encontrar una solución a la hegemonía patriarcal que desde hace siglos se impone sobre las mujeres y la naturaleza. La mujer debe recuperar la legítima defensa donde la ha perdido. Debe asegurar su liberación donde ha perdido el sentido de la legítima defensa. Desde hace años lucha contra esta hegemonía y resiste contra todas las opresiones.

Cuando las potencias dominantes avanzaron en el campo de la tecnología, etc., empezaron a dañar la naturaleza según sus propios intereses. La naturaleza se defiende a su manera. Si en la actualidad hay tantas catástrofes naturales como inundaciones, incendios forestales y sismos, podemos decir que la naturaleza se está vengando de la humanidad.

La legítima defensa se considera un delito, ya que los que quieren defender a la sociedad y a sí mismos de todo tipo de ataques son rehenes de los poderes dominantes. Si nos fijamos en las cárceles, son establecidas por los hombres. De este modo, se trata de subyugar a los que quieren defenderse. Sin embargo, los presos se defienden con sus discursos, sus escritos, su vida comunitaria, sus acciones y sus estilos contra todos los ataques. Es importante saber que las cárceles no son un lugar para someter a las mujeres resistentes, al contrario, por el contrario, son un lugar para que se defiendan.

La realidad de la vida es que las personas deben organizarse en el lugar donde viven. Se trata siempre de un acto de defensa. Como la camarada Zilan en la montaña, como la camarada Sema en la cárcel, como la camarada Arin Mirkan en la ciudad, cada una se convirtió en una antorcha de fuego para defender a su pueblo y explotó en el corazón del enemigo. Se sacrificaron para defender a su pueblo. El pueblo kurdo nunca olvida a sus heroínas.

Es necesario que cada mujer y cada hombre se defiendan con su lengua, su cultura, su organización. Lo que estamos hablando revela una realidad. Ningún ser vivo mantiene su vida sin la legítima defensa. Si los pueblos como el kurdo, los oprimidos, otros pueblos o las mujeres no abandonan su propia defensa, pueden triunfar. Nosotras, como mujeres de Medio Oriente, insistimos que vamos a defender a nuestro pueblo y a nosotras mismas en cualquier circunstancia.

Nos despedimos respetuosamente.

N. B.: Este análisis está dedicado a las mujeres que practican la legítima defensa. 

Şilan Avareş
Cárcel de Elazığ

Edición por Bianca Pessoa
Traducido del portugués por Luiza Mançano. Idioma original: kurdo.

Artículos relacionados

Boletín

Para acompañar las novedades de Capire y recibir nuestros contenidos en su e-mail, suscríbase a nuestro boletín.