Foto/photo: Arif Mehmood/White Star

Foto/photo: Arif Mehmood/White Star

“A los líderes de los países fríos”, de Kishwar Naheed

Lea la traducción de un poema anticolonialista de la pakistaní Kishwar Naheed.

Por Capire

Kishwar Naheed vive en Pakistán y es una poeta feminista urdu¹. Escribió 13 libros de poesía, algunos de los cuales fueron traducidos y publicados en lenguas extranjeras y en otros países. Kishwar es la autora del célebre poema “Nosotras, mujeres pecadoras” (en urdu,  ہم گنہگار عورتیں), que posteriormente se convirtió en el título de una antología de poesía feminista contemporánea en urdu (en inglés, We Sinful Women, 1991) traducida y organizada por Rukhsana Ahmad.

“No es de extrañar que cuando las mujeres empezaron a utilizar este medio [la poesía] para transmitir temas reales y contemporáneos, tuvieran que abandonar las formas más convencionales y las imágenes tradicionales de la mujer y buscar posibilidades para ampliar el lenguaje”, dice Rukhsana en la antología. Sobre la poesía de Kishwar, dice que “su escritura se ha vuelto cada vez más política, desarrollándose rápidamente en parte debido a su determinación de expandir su trabajo y en parte como respuesta al clima político en Pakistán”.

Kishwar fue editora de la revista literaria Mahe Naw y también fue la responsable por la traducción al urdu de El segundo sexo, de Simone de Beauvoir. A lo largo de su trayectoria, ha recibido honores y premios en reconocimiento a su contribución literaria. Capire publica su poema “A los líderes de los países fríos” en su idioma original y cuatro idiomas más, con traducciones inéditas al portugués y francés. Al responder a la pregunta sobre qué la impulsó a escribir el poema, Kishwar nos dijo:

“Cuando recuerdo el poema, veo cómo refleja los puntos de vista de los colonialistas británicos, que escribieron en muchos lugares que las personas del tercer mundo nunca superarían sus necesidades básicas y políticas porque crecían en climas muy cálidos. Estos y otros comentarios despreciativos sobre las naciones pobres despertaron en mí la ira por la forma en que nos describen y nos humillan. El poema fue escrito en la década de 1980. En Pakistán se produjo otra oleada infernal de políticas militares, con la aplicación de duras leyes contra las mujeres. Esas leyes están en vigor hasta hoy”.

Mi país es caliente
tal vez por esa razón mis manos están calientes.
Mi país es caliente
tal vez por esa razón mis pies se queman.
Mi país es caliente
tal vez por esa razón tiene ampollas mi cuerpo
Mi país es caliente
tal vez por esa razón las paredes arden.
Mi país es caliente
tal vez por esa razón el techo de mi casa se derritió y cayó.

Mi país es caliente
tal vez por esa razón deben sufrir mis hijos la sed.
Mi país es caliente
tal vez por esa razón debo andar casi sin ropas.

Mi país es caliente
tal vez por esa razón nadie puede saber cuando vendrán las nubes de lluvia
ni las inundaciones.
Y a destruir mi cosecha, a veces los usureros,
a veces los animales salvajes, a veces los desastres naturales,
a veces los autoproclamados “señores”, vienen.

No me enseñes a odiar a mi país caliente.
Permíteme secar mis mojadas ropas en estos patios.
Permíteme plantar oro en sus campos.
Permíteme apagar mi sed en sus ríos.
Permíteme vestir su polvo y envolverme en sus distancias.
No quiero la sombra de las sombras que se alargan,
Míos son los rayos del sol del amanecer.
El sol le otorga su energía a mi pueblo,
el sol y yo,
el sol y ustedes
no pueden caminar juntos.
El sol me ha elegido por compañero.

__________________________________________________________________

¹ El urdu es una lengua formada bajo la influencia del persa, el turco, el árabe y el hindú, que se habla principalmente en el sur de Asia.

Traducción del poema: Rubina Saleem y Eduardo Bustamante, de la Embajada Argentina en Pakistán.

Texto traducido‌ ‌del‌ ‌portugués ‌por‌ ‌Luiza Mançano.

 

Artículos relacionados

Boletín

Para acompañar las novedades de Capire y recibir nuestros contenidos en su e-mail, suscríbase a nuestro boletín.